El número de ocupados se redujo en las empresas de menos de 50 trabajadores y creció en las empresas de 250 o más

Según los resultados de las variables de submuestra de la Encuesta de Población Activa, analizando la ocupación por el tamaño del establecimiento en el que trabajan las personas, en 2012 aumentó el número de ocupados que trabajaron en empresas de 250 trabajadores o más (casi 20.000 personas más que en 2011). Esta fue la categoría a la que más tarde afectó la caída del empleo iniciada en 2008 y la única que creció en 2012.

Por su parte, los ocupados que trabajaron en establecimientos de hasta 10 trabajadores descendieron en más de 300.000 durante el año 2012. Llevan bajando ininterrumpidamente desde 2008. Los ocupados en establecimientos de 11-49 trabajadores han experimentado en 2012 un descenso de 331.400, el mayor desde el inicio de la crisis.