La economía tocará fondo en el 2009 y repuntará en el 2010

Lunes, 19 Ene 2009

La Vicepresidenta, de la Vega, y el Ministro de Economía, Solbes

- El PIB registrará un crecimiento negativo del 1,6% en 2009, recuperará tasas positivas en 2010 y volverá a crecer con vigor en 2011.
- Los desequilibrios de la economía española se reducirán notablemente durante los próximos años: el déficit por cuenta corriente se reducirá casi a la mitad, la inflación se situará en torno al 2% y se reducirá el endeudamiento de las familias.
- Las medidas de impulso fiscal y la debilidad de la economía situarán el déficit público en el 5,8% del PIB en 2009.

El Consejo de Ministros ha aprobado la revisión del Programa de Estabilidad 2008-2011 y su remisión a la Comisión Europea.
Esta actualización del Programa de Estabilidad se elabora anualmente en el marco del proceso comunitario de supervisión y coordinación de las políticas económicas. La actualización del Programa de Estabilidad se presenta en un contexto de grave crisis internacional que, en el caso de España, ha acelerado el proceso de ajuste del sector inmobiliario, que se inició en 2007.

El Consejo Europeo puso en marcha, el pasado mes de diciembre, un Plan de Recuperación Económica, al que España ha contribuido con su Plan de Estímulo para la Economía y el Empleo. Este Plan recoge medidas fiscales, tanto temporales como permanentes, que en 2009 supondrán un estímulo equivalente al 2,4% del PIB. La puesta en marcha de estas medidas en España ha sido posible gracias a la holgada posición fiscal de partida, gracias a la fuerte reducción de la deuda pública llevada a cabo en los últimos años. Según las nuevas previsiones macroeconómicas, que contiene el Programa de Estabilidad, la economía creció en 2008 un 1,2%.

Para 2009 se prevé un crecimiento negativo del 1,6% en el conjunto del ejercicio, si bien, a partir del segundo semestre del año, se iniciará la senda de recuperación que conducirá a la economía española de nuevo a tasas positivas de crecimiento a partir de 2010 y a un crecimiento del 2,6% en 2011. La evolución de la economía en 2009 estará determinada por el mal comportamiento de la demanda interna, que realizará una aportación negativa de 3,2 puntos porcentuales, que en parte se verá compensada por el buen comportamiento del sector exterior, que aportará 1,6 puntos al crecimiento.

Este descenso de la demanda interna se debe sobre todo a la inversión, que puede contraerse más de un 9%. El ajuste la inversión en vivienda continuará hasta mediados de este año. A partir del segundo semestre se iniciará una progresiva recuperación, aunque seguirá registrando signo negativo todavía durante varios trimestres. En cuanto a la inversión en bienes de equipo, registrará signo negativo en 2009, pero en 2011 habrá recuperado un crecimiento vigoroso.

El consumo de los hogares también caerá un 1,5%, si bien irá acompañado de una significativa recuperación de la tasa de ahorro y de un menor nivel de endeudamiento. Por lo que se refiere al sector exterior, la tasa de crecimiento de las exportaciones se desacelerará en 2009, aunque recuperará niveles de crecimiento apreciables a partir de 2010. En cuanto a las importaciones, este ejercicio registrarán signo negativo y volverán a crecer, aunque ligeramente, a partir de 2010.
Como consecuencia del descenso de la actividad económica en 2009, el empleo se reducirá un 3,6 por ciento y la tasa de paro se situará en el 15,9%. El mercado de trabajo iniciará también, en la segunda mitad de este año, una paulatina recuperación que permitirá a la economía española volver a crear empleo en 2010 y reducir la tasa de paro.

Valoración Media: 2 (7 votos)

Publicidad