ICO, ICEX, CESGAR y CERSA apoyan a las empresas españolas en su salida al exterior

ICO, ICEX CESGAR y CERSA han unido fuerzas con la finalidad de echarle una mano tanto a aquellas empresas españolas que quieran emprender una aventura en el extranjero, como para todas aquellas que aunque ya se encuentren allí instaladas fuera de España, quieran sacar más potencial a su actividad.

Así, el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, a través del Instituto Español de Comercio Exterior (ICEX) y la Compañía Española de Reafianzamiento (CERSA), el Instituto de Crédito Oficial (ICO) y la Confederación Española de Sociedades de Garantía Recíproca (CESGAR), han llegado a un acuerdo para impulsar la salida al exterior de las empresas españolas.

El objetivo básico es facilitar el acceso a la financiación de los proyectos viables de internacionalización que tengan las empresas. En virtud de este acuerdo, las empresas disponen de hasta 100 millones de euros en créditos para iniciar o potenciar su actividad exterior, en las condiciones establecidas en la Línea ICO-Liquidez 2011.

El objetivo de esta iniciativa es establecer las condiciones necesarias para que las empresas puedan acceder a los fondos que necesitan para realizar su proceso de internacionalización. Según lo establecido en el acuerdo, el ICO cubre el 50% del riesgo de cada operación de préstamo, el ICEX, a través de las Sociedades de Garantía Recíproca, asume otro 25% del riesgo y la Entidad Financiera que concede el préstamo el 25% restante.

Los responsables de CERSA y CESGAR han firmado un acuerdo con el ICEX, en presencia del presidente del ICO, para materializar el acuerdo. La línea está operativa desde ese mismo momento.

Con cargo a este convenio podrán obtener financiación todas aquellas empresas que pertenezcan al Club PIPE o que tengan ayudas aprobadas del Programa PIPE (hasta 125.000 € de financiación) o de cualquier otro Programa de Empresa o Proyecto de Implantación Productiva en el exterior (hasta 400.000€ de financiación), bien del ICEX, bien de las Comunidades Autónomas, con independencia de su tamaño.

Este nuevo acuerdo se enmarca en un cambio de estrategia dirigido a facilitar la financiación de las empresas que apuesten por los mercados internacionales. Hasta ahora, la línea ICO-ICEX se centraba en  bonificar parte del tipo de interés al que bancos y cajas concedían sus créditos a las pymes que querían exportar o implantarse en el exterior. A la vista de que esta modalidad apenas lograba que un 30% de los proyectos consiguieran financiación, dado el alto riesgo que suponía para las entidades financieras, el nuevo acuerdo se centra en avalar hasta un 75% de ese riesgo, de forma que los fondos a las empresas se concedan con más facilidad.

Las solicitudes deberán presentarse en cualquiera de los bancos y cajas adheridos a la Línea ICO-Liquidez para su evaluación y en el ICEX. Una vez analizados, se remitirán, según cada caso, a las Sociedades de Garantía Recíproca correspondiente para el estudio de su participación mediante el aval necesario que cubra parte del riesgo.

Los préstamos tienen las mismas condiciones financieras y de plazos de amortización que las establecidas para la Línea ICO-Liquidez, y van complementados con el aval de las sociedades de garantía recíproca.